Facebook Twitter Google +1     Admin

..::Urupagua::..



...Defender mi ideología, buena o mala pero mía, tan humana como la contradicción.

Temas

Archivos

Enlaces


El Día de los Muertos

cementerio.jpgDos días atrás un grupo de niños tocaba la puerta del apartamento donde vivo con disfraces de día de brujas y con la solicitud de “Golosina o travesura”.
Esa imagen me deslizó casi de inmediato a los recreos de mis mañanas escolares, donde Halloween era apenas una cita a alguna película de terror que se nos había permito ver en la televisión, pocos comprendían que cuando hablaban de calabaza se referían a nuestras típicas auyamas, eso y la imagen del murciélago que venía asociada a estas, era lo que alcanzábamos conocer de ese tema.
En cambio, en el primero y segundo día de noviembre, en la Venezuela de aquellos días se celebraba el “Día de todos los Santos”, seguido del “Día de todos los muertos”. El día 2, en mi barrio, aparte del carácter religioso y/o esotérico, y sin llegar a los niveles de celebración que se vive en latitudes mexicanas, sugería especial relevancia porque unos de los límites geográficos de mi barrio está demarcado por las prolongadas paredes del cementerio municipal de la ciudad; la proximidad con este recinto de difuntos era aprovechada por varios de mis vecinos para realizar labores de limpieza de tumbas, cortar el monte que hasta esos días crecía alrededor de esta o simplemente para vender flores naturales y artificiales o velas y velones que en muchos casos eran fabricadas de manera artesanal a partir de los restos que se recogían en el mismo cementerio. De alguna manera terminábamos todos involucrados con la dinámica que esa fecha le imprimía a buena parte de nuestro otorgándole significado a la conmemoración.
Entre la solicitud de los niños ante mi puerta y mis recuerdos de infancia escolar encuentro la convocatoria a reflexiones, que tienen que ver con la globalización, la evolución, las costumbres, las variadas aristas de cada una de estas y un etcétera, que atenderlas significaría un gran espacio de tiempo y probablemente queden para otro momento. Por ahora solo me queda la nota fugaz de sonreír por anteponer mis recuerdos a la diversión de unos niños con maquillaje, disfraces y ropas negras.
03/11/2004 00:39 Enlace permanente. sin tema Hay 20 comentarios.

Tristes memorias

gabo.jpgParticipé animado en el acto de buscar, comprar y leer el último libro que ha escrito Gabriel García Márquez: Memoria de mis putas tristes.
Una novela con una particular anécdota en su aparición que invita a lo que intenta contrarrestar: la piratería. Es decir, cuando García Márquez escribe una nueva versión del último capítulo de la historia, a fin repeler la versión pirata que salió a la calle unos días antes del lanzamiento oficial, automáticamente está convidando a sus seguidores a buscar la versión previa que aunque ilegal es en esencia la versión original y por consiguiente abre el debate a la comparación entre ambas versiones.
La versión legal tiene 109 páginas de contenido y se lee rápido. Me pareció ligero y de fácil comprensión. Aún no le he llegado a la versión pirata, a donde tengo la curiosidad rondando solo por lo que sería el último capítulo que allí aparezca.
Muy a mi pesar, no encontré el relato que esperaba. Me sentí leyendo un García Márquez que amaga pero no termina de ser. Tropecé con más realismo que magia, y la poca que hallé no logra convencerme de ver con ternura, tristeza o conmiseración la etapa de la vejez, representada en un periodista de 90 años anacrónico y pedofilo, girando en lo que probablemente sea su último acto sexual. A pesar de un título irreverente, provocador y políticamente incorrecto que despierta ciertas suspicacias, incluso a pesar de que el primer capítulo promete la revisión de ciertas referencias al mas puro estilo del Gabo, no veo aparecer la magia realista desbordada en El Otoño del Patriarca, ni siento despertar la compasión que sugiere El coronel no tiene quien le escriba, ni alguno de los muchos sentimientos que afloran ante La cándida Erendira (ni contra su desalmada abuela); esto por solo considerar tres ambientes del imaginario garciamarquiano en donde podríamos intentar el desafortunado rito de ubicar esta historia.
Admito que mis expectativas ante el Gabo están muy elevadas desde El Amor en los tiempos del cólera y aunque obtuve algunos párrafos memorables en esta corta novela, un personaje que se mueve sin penas importantes ni glorias mitigadas, que no convida a la solidaridad misericordiosa ni rechazos impetuosos, unos personajes de relleno que no pasan de ser eso, seres efímeros, prestos a decorar el andar de un anciano que ni siquiera trasmite serlo; un espacio y un tiempo que no invitan a melancolías ni nostalgias, ni a las odiosas búsquedas de similitudes con espacios y tiempos de nuestra Latinoamérica del siglo XX que exhortan otras obras, no me empujan a releer la novela, al menos no por ahora. Decido esperar por Nos vemos en Agosto (la prometida próxima novela) o la segunda parte de Vivir para contarla (o como sea que la titule la próxima aparición), para continuar revisando una biografía que tiene mejor contada la magia de la realidad.
Quienes quieran pueden revisar el primero capitulo de esta novela en el número especial de la revista Cambio emitido para apoyar el lanzamiento. Por mi parte, se me antoja la oportunidad para ratificar mi admiración escribiendo un texto genial que a manera de introducción García Márquez recita para el disco Pablo Querido (de Pablo Milanés) y que a mi entender es un homenaje a la tolerancia y al canal de la música como medio para aceptar las diferencias entre los seres humanos:
“Este disco es una casa sin puertas ni ventanas que Pablito Milanés lleva consigo a cualquier lugar en que se encuentre, solo para que sus amigos del mundo entero se reúnan a cantar. Es una casa ambulante, abierta a los amigos del mundo entero y de lenguas diversas pero en las que solo se habla una lengua común: la música.
He tenido el privilegio de asistir durante años a la evolución de este milagro y hoy se que no hay felicidad mas pura que la felicidad de cantar. En la casa de Pablito era imposible caminar por entre baterías atravesadas en la sala y saxofones sentados en las sillas; en cada cuarto un grupo cantaba lo suyo en su onda, en su lengua y en la casa entera se terminaba por no haber mas espacio que para la música.
Creo que así surgió la idea maravillosa de convertir esa realidad, en esta experiencia masiva de un disco en el que todos cantan para todos o solo para si mismos, cada quien en su idioma o en el del cuarto vecino, en una tentativa feliz de derrocar por fin, con el poder sin limites de la música, el disparate bíblico de la Torre de Babel.”
31/10/2004 07:11 Enlace permanente. sin tema Hay 10 comentarios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vamos a Dale!!!!

YOsi.gifVía Afrael me enteré que Superdharma había escribo un post que resulta inmensamente útil si deseamos participar en la elección que está llevando a cabo la gente de Lomejor.com. Admito que en principio leí el post en Veneblogs y me dije que esto parece medio engorroso, que si la dirección no sea gratuita, que ya te habías escrito en otras oportunidades, que si inscribirse y después enviar un mensaje, que si te llega la clave. Estaba medio pesimista con el asunto, así que con desgano y sin mayores esperanzas: 1) fui al site Lomejor.com y me inscribí, 2)envíe un mensaje de texto por el móvil y 3)entré y pude votar. En resumen deben haber transcurrido unos 10 minutos entre el pesimismo posterior a la lectura y las sonrisas compartidas en la oficina por haber votado.
Así que la invitación es a seguir estos tres pasos, incluso a quienes estén fuera del país, para quienes les sugiero que involucren a sus familiares esta elección y si se les presenta alguna duda al respecto pueden remitirlos a la comunidad Veneblogs. Vamos a Dale!!
25/10/2004 20:54 Enlace permanente. sin tema Hay 5 comentarios.

Venetiquetas

Dibujo copia.gifHace unos años, antes de que José Ignacio Cabrujas transfiriera su columna “El país según Cabrujas” del Diario de Caracas a El Nacional escribió un artículo que captó poderosamente mi atención y del que aún recuerdo la idea planteada, en el mismo comentaba el dramaturgo sobre la dificultad que tenía de encontrar elementos que le ayudaran a ver reflejada la identidad nacional, el mencionaba que al derivar de una mezcla racial entre negros, blancos e indígenas, le resultaba imposible ver reflejadas sus raíces ancestrales solamente en una gran manta guajira o dibujo pemón, tampoco en los tambores afrocaribeños que aún retumban por Choroní y sus alrededores y mucho menos en el flamenco y las fiestas taurinas que por allí algunos aplauden.
A partir de ese entonces convivo con el intento de encontrar los elementos, que si bien no lograrían convencer a Cabrujas, al menos refleje en parte lo que somos, lo que hacemos y lo que tenemos quienes transitamos la vida (o parte de ella) por esta tierra de gracia. Asumiendo ese reto, me estoy atreviendo a publicar el espacio Venetiquetas en donde he comenzado lo que pretende convertirse en una colección de etiquetitas o stickers que intenta asomar en unos pocos píxeles parte de nuestra iconografía patria.
Ahí están, queda la invitación a utilizar estas etiquetas, a hacerlas suyas, a sugerir otras, a crear cada quien las que crean pertinentes, a convidar a otros a ver estas, a convidarme a ver otras, a comentar acerca de la publicación o del propósito. En mi se fortalece el compromiso de no ceder en este empeño.
17/10/2004 07:40 Enlace permanente. sin tema Hay 38 comentarios.

Usuario Venezolano

venefirefox.jpgQue interesante está esto de utilizar este Browser, sin embargo, creo que necesito aprender un montón de cosas, si alguién sabe de alguna comunidad venezolana de usuarios Firefox, será bienvenido el dato.
29/09/2004 16:12 Enlace permanente. sin tema Hay 8 comentarios.

Gmail

g.gifTengo 12 invitaciones, ¿quieres una?, pídela!!!
04/09/2004 22:58 Enlace permanente. sin tema Hay 65 comentarios.

Todo a Pulmón

Que difícil se me hace,
mantenerme en este viaje
sin saber a donde voy en realidad.
Si es de ida o de vuelta,
si el furgón es la primera,
si volver es otra forma de llegar.

Que difícil se me hace,
cargar todo este equipaje,
se hace dura una subida al caminar.
Esta realidad tirana
que se ríe a carcajadas,
porque espera que me canse
de buscar.

Cada nota, cada idea,
cada paso en mi carrera
y la estrofa de mi última canción.
Cada fecha postergada,
la salida y la llegada,
y el oxígeno de mi respiración,
todo a pulmón, todo a pulmón.

Que difícil se me hace,
mantenerme con coraje,
lejos de la tranza
y la prostitución.
Defender mi ideología
buena o mala, pero mía,
tan humana como la
contradicción.

Que difícil se me hace,
seguir pagando el peaje
de esta ruta de locura
y ambición.
Un amigo en la carrera,
una luz y una escalera
y la fuerza de hacer todo
a plumón.

Cada nota cada idea,
cada paso en mi carrera
y la estrofa de mi ultima canción
Cada fecha postergada
la salida y la llegada
y el oxigeno de mi respiración
y todo a pulmón, todo a pulmón.
20/08/2004 16:44 Enlace permanente. sin tema Hay 4 comentarios.

Es solo una cuestión de actitud!!!

carafito.jpg."...no creo en casi nada, que no salga del corazón"
La primera vez que escuché acerca del trabajo de Fito Páez fue a principios del año 1989 y estaba relacionado con una serie de conciertos que con motivo de la toma de posición del para entonces recién electo (por segunda vez) presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez para lo cual se habían organizado una serie de conciertos denominados conciertos por la concertación, una especie de llamado a la unidad nacional y todos los sucesivos bla, bla que se corresponden con un acto político populista de masas. Estaba entusiasmado porque para tales conciertos estaban invitados varios consagrados latinoamericanos y en las cosas que podía leer en la prensa al respecto aparecía un flaco desgarbado de quien solo comentaban que había tocado alguna vez había tocado en la banda del gran Charly García.
No pude asistir a ninguno de los conciertos programados y un año después estaba instalado en otra ciudad y formando parte de una comunidad universitaria cuando comenzaron a aparecer por ahí unos afiches que promocionaban un concierto titulado “Hecho en América” y en donde se presentarían Charly García, Fito Páez, Sentimiento Muerto y una banda local sin mayor trascendencia llamada Fusión. Era un concierto que en principio se presentaría en el poliedro de Caracas y un par de días después llegaría a Barquisimeto. Por esos días no existían muchas emisoras radiales de Frecuencia Modulada y las que existían se mostraron generosas (al menos para mi) con el concierto y trasmitían una buena rotación con los artistas que se presentarían en el concierto, con lo cual pude escuchar parte del trabajo de aquel flaco desgarbado llamado Fito Páez.
Esta vez si pude asistir al concierto y aunque no se porque razón Charly García no se presentó, quedaban las expectativas con el otro argentino invitado a la fiesta. Me impactó mucho el contraste entre un par de temas “Solo los chicos” y “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, pero lo que mas me sorprendió era el hecho de que el cierre del concierto lo reservaran para Sentimiento Muerto y más aún el hecho de que Fito saliera un par de veces para acompañarlos primero en la percusión y después en los coros con una gorra rojo del equipo Cardenales de Lara y una botella marrón de cerveza Polar (mas tarde me enteré que el propio Fito había producido el primer disco de esta extraordinaria agrupación venezolana).
A partir de entonces comencé a seguirle la pista al trabajo de este personaje. Supe entender de su inocencia en “Del 63”, de su entrega en “Giros”, de su búsqueda en “Corazón Clandestino”, de su complicidad en “La, la, la”, de su rabia en “Ciudad de Pobres Corazones”, de su fuerza en “Ey!”, de su compromiso en “Tercer Mundo”, de su enamoramiento en “El Amor después del Amor”, de su talento en “Circo Beat”, de su virtuosismo en “Euforia”, de su singularidad en “Enemigos Íntimos”, de su madurez en “Abre”, de su paternidad en “Rey Sol”. Lo he visto mezclarse entre otras voces, discos y letras con Charly García, Luis Alberto Spinetta, Juan Carlos Baglietto, Fabiana Cantilo, Celeste Carballo, Joaquín Sabina, Pablo Milanés, Mercedes Sosa, Luis Eduardo Aute, Caetano Veloso, Los Paralamas, Maria Elena Walsh y muchos otros. En fin, hace rato que Fito se metió entre mis discos y cada nueva producción la sentido acoplada a los tiempos que voy llevando con la vida, y a pesar de que ahora escucho varias veces y con la mayor de las voluntades su “Naturaleza Sangre” aún no he terminado de comprender esta producción, no logro encontrar como participar de sus temas, no sé leer sus líricas, no lo encuentro o no me encuentro en este disco, pero hay tantas cosas en las propuesta de este flaco (incluso mas allá de su música, ya por ahí se aventuró a producir y dirigir un película) que bien vale la pena mantenerse en el intento, atreverse a la búsqueda desde otras perspectiva y dar el puntapié a los viejos moldes.
La última vez que lo vi fue en los finales del año 1999 en un concierto realizado el Teatro Teresa Carreño y como hacía diez años atrás de nuevo había algo vinculándolo a Sentimiento Muerto, esta vez era su tributo a capella ofreciendo su corazón para quien entonces recién había fallecido Cayayo, guitarra e imagen inseparable de esa banda.
He escuchado un montón de cosas y juicios acerca de la vida y obra de Fito que incluso podrían resultar interesantes de revisar pero por ahora solo quisiera dejar un aplauso al talento musical de este Latinoamericano de la actualidad
28/06/2004 01:22 Enlace permanente. sin tema Hay 5 comentarios.

Esos seres extraños

carreta.gif.En cada barrio hay por lo menos un loco, el del nuestro se llamaba Sebastián

De está manera comienza Rubén Blades la canción Sebastián que cuenta una especial historia de amor entre el personaje y su novia imaginaria.
A partir de esta sentencia y sumando la condición de “bicho raro” que nos ganamos desde hace rato muchos de quienes andamos en esta ruta de los blogs y sus alrededores, por estos días de la era de Acuario traigo entre mis recuerdos un par de desconectados que ya no están pero que sobreviven en muchas generaciones de quienes crecimos entre los ventarrones de la ciudad de Coro.
Radio Pantano era una figura bonachona, tranquila y singular que al recorrer las calles de mi barrio con su carretilla de madera y sus múltiples cachivaches, ejecutaba con el mayor afán una narración del estado del tiempo, del noticiero, de juegos de béisbol, del comercial de jabón, de políticos de otra época, de maestros de escuela, del llanero solitario, de ánimas y aparecidos, de limpiabotas famosos, de carreras de caballos, de regreso de pescadores, de policías y patrullas, de tamarindos y trinitarias, de hojas secas, de adobes y bahareques, de carnavales, de peleas de boxeo, de fallecidos y de cualquier tema que producía su fecunda imaginación y que dócilmente podía ofrecer a cambio de una taza de café, de un helado casero, de un refresco, de un pedazo de pan, de unas pocas monedas y a veces hasta de gratis para el deleite de quienes celebraban sus ocurrencias y sus ademanes.
Cheché La Burra en cambio era un gruñón que habitaba en una plaza, que casi siempre llevaba unas botas militares desgastadas y rotas, con una gran barba descuidada y sucia, de baja estatura y de voz muy ronca, bronceado a punta del sol coriano y empeñado en liberar la Plaza Sucre de la invasión de pájaros oscuros y muchachos molestos. Recuerdo que la plaza quedaba en el camino necesario entre el liceo y mi casa, por lo cual cada vez que pasaba por ahí me detenía a ver como el Cheché perseguía con una escoba o un palo a los liceístas de camisas azules que lo fastidiaban y entre sus travesuras y el andar apurado del barbudo nos ofrecían ratos de sonrisas para aliviar el calor que aún nos quedaba en el recorrido.
Uno pasa la vida encontrando cada loco en el camino, pero siempre hay algunos que recuerda más que otros, y al recordarlos le otorgamos una mayor permanencia, un lugar en la historia, a esos seres cuyas vidas mantuvieron reñidas con una realidad que no aún no logramos despegarle la etiqueta de relativa.
17/06/2004 17:01 Enlace permanente. sin tema Hay 14 comentarios.

Páralo ahí!!

cav.jpgEn la película venezolana Disparen a Matar de Carlos Azpurua existe una escena donde sentados a la barra de un bar el director de un diario (hector Mayerston) el periodista (Jean Carlos Simancas) y el reportero gráfico (Víctor Cuicas) indignados entre otras causas ante la actuación de las fuerzas armadas ante hechos del Caracazo mantienen una conversación que conlleva a las siguientes conclusiones:
El jefe del diario: -Esto no es un país, es un pedazo de terreno lleno de gente. -
El reportero gráfico: - Nisiquiera eso, esto es un estacionamiento. –
Me pregunto si el guionista hubiese utilizado la misma metáfora hoy en día cuando estacionarse resulta una mezcla entre lujo y riesgo o entre audacia y resignación.
Es increíble que además del consumo en centro comerciales, clínicas, supermercados y otro largo etcétera debas pagar por utilizar el pequeño espacio que utilizas para estacionar tu vehículo y donde además: “…la empresa no se hace responsable por los objetos dejados en los vehículos así como tampoco por daños, robos o cualquier prejuicio que el vehículo pueda sufrir “ (en respeto a la propiedad intelectual indico que esta cita es tomada de las letras chiquitas que casi nunca leemos en los tickets de los estacionamientos) . Entonces alguien me puede explicar de que (además de cobrarte) se hace responsable la empresa mientras el auto esté estacionado en el espacio que ellos atienden. No puedo comprender como en una era donde el servicio debe estar orientado al cliente y los expendios comerciales que deberían entregarnos mayor valor agregado por el contrario están aprovechándose de nuestras necesidades adicionales para crearnos costos asociados a los de las requerimientos esenciales que pretendemos satisfacer en sus locales.
Ahora si buscas la alternativa de estacionar en la calle entonces resulta que cada pedazo de asfalto pegado a la acera le corresponde a uno de los vigilantes informales que en el mejor de los casos le colocan un letrerito al parabrisas del carro que apenas haya logrado estacionarse y que sin ofrecerte mayor alternativa te lanzan la amenazante: ¿se lo cuido?, y que tú con mas miedo que confianza respondes con un desganado: -está bien-. Ah pero ese “está bien” significa que aceptaste una versión virtual de aquel evadido ticket del estacionamiento donde no se hacen responsables y ojo con que vayas a salir después con una miserable colaboración, no que va eso era antes ahora los espacios están tarificados. La ventaja de optar por esta alternativa es que siempre existe la posibilidad de que te vayas cuando el vigilante informal esté “atendiendo” a otros clientes o a otros asuntos. Se que estas personas están intentando obtener un ingreso que les ayude en medio de esta crisis económica que no les ofrece mayores posibilidades de empleo pero no creo que debamos someternos a unas tarifas por utilizar unos espacios que en esencia nos pertenece a todos y donde además no existe ningún tipo de confianza ante la cantidad de riesgos a los que están expuestos nuestros vehículos.
En definitiva creo que debe existir un equilibro entre el pago que hacemos al utilizar los estacionamientos formales el cual debería ser exonerado ante cualquier consumo que realicemos a los comercios asociados al estacionamiento y la posible colaboración que procuremos ofrecer a las personas que bien están ofreciéndonos su custodia en el intento de obtener satisfacer parte de sus necesidades vitales y las de sus familias.
08/06/2004 21:30 Enlace permanente. sin tema Hay 5 comentarios.

SUR o no SUR

Kevin_J copy.gifLas voces, las palabras, los escritos, las actuaciones, las historias, los relatos, las canciones, las recetas, ni el andar en general del que he podido enterarme de Borges, de Maradona, de Gardel, de Charly, de Fito, de Las Malvinas, de Spinetta, de Piazzolla, de Tomás Eloy, de Facundo, de Martín Fierro, del Boca, del Luna Park, de Perón y de su Evita, de los Cadillacs, y de otros tantos no le han insinuado tanto a mi imaginario de la Argentina actual como el semblante que desde hace unos meses estoy apreciando con el trabajo que desde allá está proyectando Kevin Johansen, un cantautor nacido en la mismísima Alaska de padre norteamericano y madre argentina que desde pequeño se fue a la Argentina y decidió tomar el camino de los ritmos y después de una estadía en New York vuelve a pasearse por nuestro Sur-rrealismo latinoamericano.
A la primera parece una mezcla de Carlos Vives y Manu Chau con mas humor y menos compromiso social (quizá sea demasiado temprano para llegar a ese tipo de conclusiones), pero estas canciones divertidas, su juego con las palabras y sus ritmos “Popkloricos” dejan deslizar una gran fotografía actual de nuestra joven realidad latinoamericana y sin predisponer ningún juicio de valor queda la convocatoria a la reflexión.
Creo que vale la pena revisar su primer disco Guacamole, su banda The Nada y su segundo trabajo intitulado SUR o no SUR, del cual voy a citar el tema que le da nombre al disco, para copiar un par de estrofas que a mi parecer, reducen algunas distancias.

Me voy porque acá no se puede,
me vuelvo porque allá tampoco
Me voy porque aquí se me debe,
me vuelvo porque allá están locos
Sur o no sur...

Me voy porque aquí no me alcanza,
me vuelvo porque no hay esperanza
Me voy porque aquí se aprovechan,
me vuelvo porque allá me echan
Sur o no sur...
03/06/2004 19:34 Enlace permanente. sin tema Hay 10 comentarios.

Power Info

nepal copy.jpgDe mi infancia cándida, bueno, de mis primeros pasos en la escolaridad oficial, hay algo en particular que recuerdo con mucha fuerza y tiene que ver con los himnos o más bien con el lenguaje utilizado en los himnos, a las extrañas expresiones “que el yugo lanzó”, “el vil egoísmo”, la máxima: “Y desde el empíreo”, “ un sublime aliento”, “ Y si el despotismo”, se sumaban las correspondientes al himno del estado, del colegio y todos aquellos que nos correspondían escuchar y aprendernos. En particular, el himno al árbol me parecía que tenía unas expresiones tan especialmente extrañas que no dude en preguntarle a todo el mundo a que significado tenían expresiones como: “solícito amor”, ”él es tan fecundo”, “el mundo sería un erial”, “Ni velas el mar”. Sé que ahora puede parece fácil y hasta simple la asociación de velas con veleros por ejemplo, pero como se supone que un niño de 6 años en una ciudad pequeña y en un mundo sin internet, ni televisión por cable, ni celulares, ni revistas importadas, ni nada mas que un libro “Coquito” pueda entender todo ese español refinado (¿ o rebuscado?), de poetas de otros siglos .
Hace unos pocos años atrás escuché una charla que ofrecía un destacado profesor universitario en la cual entre otras cosas se cuestionaba el poder de la información. Él planteaba que aquella tendencia del PowerInfo según la cual quien posee la información posee el poder ha quedado sin vigencia. Esta sentencia asume que en este siglo XXI las fuentes que dan acceso a la información están prácticamente abiertas (Internet: Gracias por los favores recibidos), con lo cual el verdadero poder de la información reside en quién sabe como obtener e interpretar dichas fuentes, y ello arropa a quienes de tal o cual forma estamos involucrados con las Tecnologías de Información.
Son muchas las veces que me he preguntado ¿cuales son las acciones concretas para acercar la Información a la sociedad por parte de quienes participamos en la sociedad de la información?, ¿como encontrar situaciones prácticas que nos permitan realizar aportes en pro de quienes no tienen acceso a las herramientas tecnológicas? Entiendo que nadie está obligado a realizar labores sociales por pura filantropía, pero estoy seguro que son muchas las personas están dispuestas a utilizar sus conocimientos para concretar sus buenas intenciones y en ellos mantengo mi fe, y aún cuando no conozco de ninguna ONG ni asociación civil, ni agrupación de ningún tipo cuyo fin primordial sea el de contribuir al acercamiento y uso adecuado de las fuentes de información y las herramientas tecnológicas en pro del desarrollo de nuestras comunidades, sigo apostando por mayores esfuerzos en aceptar el reto de protagonizar los cambios que las sociedades de estos tiempos nos están planteando.
28/05/2004 19:58 Enlace permanente. sin tema Hay 9 comentarios.

Por la lengua de Cervantes

quijote.gifQue exista un día internacional de la mujer es algo que definitivamente no he terminado de comprender sin sentir que tal conmemoración deja colar una inmensa desigualdad de géneros.
Que exista un sitio en internet denominado La página del castellano cuyo fin sea el estudio del idioma español y que además exista una campaña en pro del uso y defensa del idioma español es apenas un indicativo que en principio refleja la necesidad que crear alternativas idiomáticas ante el dominio casi absoluto del inglés como lengua universal del ciberespacio, pero además constituye la posibilidad de entregar contenido creado para los más de 400 millones de personas que habitan en todas las regiones del planeta cuya lengua principal constituye el tercer idioma mas utilizado en el mundo.
Esta invitación a navegar entre las eñes y las vocales acentuadas no debe verse solo como una aventura romántica y utópica montada por un grupo de jóvenes contagiados con la movida de la antiglobalización. Quizá estemos presenciando una propuesta que llegue a erigirse como punta de lanza de un gran movimiento que sea puerta de entrada de pueblos enteros que no han podido acceder a la más importante fuente de información de este tercer milenio y en ello encontramos una oportunidad histórica quienes estamos en la posibilidad de contribuir con este cometido. Probablemente está sea también una oportunidad para originar mecanismos que eviten el deterioro, deformación y posterior desuso de nuestro rico lenguaje.
25/05/2004 16:42 Enlace permanente. sin tema Hay 7 comentarios.

The Pink Panther Project

Pink_P.gifGracias a las posibilidades que la gente Cartoon Network y Boomerag TV han abierto para que todos aquellos que hace unos años éramos unos chicos frente a la tv, disfrutemos nuevamente de esos comics que fijamos en nuestros recuerdos de la infancia; en días recientes he podido volver a regocijarme con ese singular espécimen felino de color graciosamente ROSA..
En tiempos en los cuales la tv por suscripción no había llegado a nuestras ciudades y muchos teníamos prácticamente limitadas nuestras opciones de la programación infantil a las producciones de los señores Disney, Hanna y Barbera, y otros pocos dibujos animados, existía un programa puesto en la pantalla por el señor Blake Edward que mostraba una un animal extraño, terco, disparatado, desafortunado en la mayoría de los casos y siempre tierno: La pantera Rosa, cuyo color le daba vida a una vida que casi nunca sería lo que acostumbramos a llamar “color de rosa”, sino más bien absurda y llena de vicisitudes (A los nostálgicos les invito a la celebración aniversaria que por estos días publican en el site oficial).
Me encanto reencontrame con este personaje y me maravilló el hecho poder disfrutarlo al lado de mis pequeños sobrinos quienes no protestaron por cambirles su Discovery Kids para luego no dejar de sonreír las situaciones ilógicas de ese ser (a ratos olvido que es una pantera), demostrando la vigencia de esta creación 40 años después de ver la luz.
20/05/2004 16:09 Enlace permanente. sin tema Hay 14 comentarios.

Buscando Guayaba

bravo.gifQue un miembro de la farándula que ha grabado mas de 20 discos exitosos obteniendo 6 premios Grammy y participado en 29 películas -Hollywood mediante- en 34 años de carrera artística, pase a formar parte de un gobierno recién electo, crea cierta suspicacia (a pesar de que existe lo que los abogados llaman jurisprudencia y las aseguradoras preexistencia). Que este personaje pertenezca a una familia involucrada en la enredada política de su país obligada a autoexiliarse, que además de su Diploma de Abogado otorgado por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Panamá vaya luego a obtener un título en Derecho Internacional en la prestigiosa Harvard University, que hace 10 años haya fundado el partido político Papá Egoró postulándose a la presidencia de su país, que la ONU le haya designado embajador contra el racismo y que durante toda su carrera artística haya explorado la trayectoria los problemas sociales, cambian un poco esa percepción. Pero lo que verdaderamente causa el mas alto interés es que este personaje sea Rubén Blades.
Hablar de la trayectoria de Rubén Blades es un tema que merecidamente ocupa muchos Post, sin embargo aquí vale la pena mencionar lo que por estos días sucede en la vida pública de este bohemio y poeta. Inmerso en la pasada campaña electoral panameña Rubén anunció a los medios de comunicación de su país que no había aceptado la postulación para la vicepresidencia al lado de Martín Torrijos pero que va a trabajar en el gobierno, aún no se ha definido en que puesto, se plantea el ministerio de justicia en donde siente que es necesario realizar un enorme trabajo o en otros cargos relacionados con el arte, la cultura y el turismo.
Al parecer Rubén esta dispuesto a confrontar el inmenso reto de transmutar su lírica poética y profunda de gran sensibilidad social en hechos concretos, en bienestar y mejoras para sus compatriotas, cruzar el puente desde la orilla de los que reclaman un mundo mejor hasta la orilla de quienes conducen los pueblos y tienen en sus manos la administración de las mejoras al mundo. Entrar en un área donde los errores pesan más que los aciertos, requiere un alto grado de valor y compromiso sobre todo para alguien que podría seguir viviendo de construir poesía y ritmos, de iniciativas como la de comercialización inédita de su último disco a través de RubenBlades.com, de la actuación, o simplemente de su reputación (y sus regalías). Creo que con eso ya le otorga suficientes méritos para fortalecer la admiración que hasta ahora siento hacia su trabajo. Maestra vida camará, te da y te quita, te quita y te da.
Maestra vida camará, te da y te quita, te quita y te da.
17/05/2004 19:22 Enlace permanente. sin tema Hay 11 comentarios.


Udemy

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris